LONDRES, 23 de diciembre.- Arsenal y Chelsea no se hicieron daño en el cierre de la fecha 17 de la Liga Premier de Inglaterra y el más beneficiado fue Liverpool, que por diferencia de goles se colocó en la cima de la clasificación.

En el Emirates Stadium, ambos equipos buscaron el triunfo aunque por momentos el partido lució con poco ritmo, que bien pudo dejar decepcionados a demasiados aficionados.

Fiel a su estilo, el técnico portugués José Mourinho plantó a su escuadra atrás a la espera de contragolpear y así creó las ocasiones más claras del primer tiempo, donde los “Gunners” tenían el balón, pero no la claridad para anotar.

La acción más cercana al festejo “Blue”, fue cuando el belga Eden Hazard sirvió para Frank Lampard, quien de aire remató suave, pero el balón se impactó en el travesaño para botar fuera de la portería, para fortuna de los locales.

Después, el brasileño Willian Borges eligió disparar, sin problemas para las manos del portero polaco de Arsenal, Wojciech Szczesny, en lugar de enviar pase cuando dos compañeros estaban de frente al arco sin marcador. En la primera parte, Arsenal reclamó un posible penal sobre Theo Walcott.

En el complemento, los “Gunners” salieron con mayor determinación aunque sin puntería, sobre todo el francés Olivier Giroud, quien a los 78 minutos generó la primera ocasión clara de gol, con un disparo que pasó por un costado del arco defendido por el checo Petr Cech.

Después, al 84, el galo remató franco, pero entre Cech y el defensa John Terry despejaron el balón para salvar a un Chelsea que apostó poco al frente. Al 90, el defensa español César Azpilicueta rechazó en la línea de gol un cabezazo de los “Gunners”.

Con el empate sin goles, Liverpool se colocó enla  cima con 36 unidades, mientras por menor diferencia de goles Arsenal bajó al segundo puesto. Chelsea, por su parte, acumuló 34 puntos para ser cuarto de la clasificación.

cmb