CIUDAD DE MÉXICO, 23 de diciembre.- El presidente del Atlante, José Antonio García, arremetió contra el técnico de los ‘Zorros’ del Atlas, Tomás Boy, a quien calificó de 'chillón' tras las declaraciones del técnico sobre la facilidad que ha tenido el equipo atlantista para adquirir refuerzos y sus recurrentes quejas sobre el arbitraje.

"Creo que en vez de ser el 'Jefe' Tomás Boy ahora hay que ponerle 'chillón' Tomás Boy' porque resulta que en todos los partidos del Atlas protesta el arbitraje, cada partido empieza a hacer su presión, ahora se me hace raro que diga al Atlante se le está ayudando cuando ha sido el más perjudicado”.

Las declaraciones del directivo fueron centradas también en el desacuerdo que existe con quienes  autorizaron la compra del equipo rojinegro que también lucha  descender pues, comentó, fue adquirido de manera "totalmente ilegal".

"Se extraña que haya habido una venta ilegal del Atlas, que fue mal autorizada por la Federación Mexicana de Fútbol, la cual vamos a impugnar", comentó. Además mencionó que, para no descender, lucharán "a muerte, en el campo y en el escritorio".

Tras la derrota del Atlante, sufrida hoy al enfrentar a Cruz Azul por 2-0, García dijo, despreocupado, que es parte de la preparación del equipo y espera que con el arribo de Narciso Mina y Michael Arroyo se pueda tener más poder en la delantera azulgrana.

"Son partidos de preparación, obviamente para eso es. Lo importante es que el equipo se vaya acoplando, desde luego nos faltan dos elementos arriba que son Mina y Arroyo que le van a dar un poquito más de fuerza a la ofensiva"

El directivo no descarta la llegada o salida de jugadores, aunque, dijo, eso depende de las necesidades que le haga saber el estratega de los Potros, el uruguayo Rubén Israel.

Los Potros se encuentran a 8 puntos del Atlas en la tabla porcentual y buscarán hacer 51 unidades para mantenerse en Primera División.

cmb