HOUSTON, 23 de diciembre.- El quarterback de Broncos, Peyton Manning, rompió la marca de más pases de anotación en una temporada al llegar a 51, y de paso le dio a Denver el título de la División Oeste de la Conferncia Americana al derrotar 37-13 a Texanos.

“Fue un momento muy especial. Muy raras veces durante un partido de la NFL tienes un momento como ese”, dijo Manning, quien en 2004 ya había roto la marca de 20 años de Dan Marino al llegar a 49.

Sin embargo, en aquella ocasión, con Potros de Indianápolis, no había podido celebrar mientras se preparaba para una conversión de dos puntos.

Manning lanzó para 400 yardas y cuatro envíos de touchdown, tres de ellos en el último cuarto, para darle a Denver su tercer título de la división de manera consecutiva.

El quarterback superó la marca de Tom Brady de 50 anotaciones en 2007, mientras que Broncos (12-3) le proporcionaba a Texanos su decimotercera derrota consecutiva, una marca negativa de la franquicia.

Manning rompió la marca con un pase de 25 yardas al ala cerrada Julius Thomas con 4:28 por jugarse. Dos minutos y medio antes Peyton había empatado la marca de Brady con un envío de 20 yardas a Eric Decker.

“Creo que es algo único y me agrada ser parte de la historia de la NFL, aunque sea temporal”, dijo Manning. “Así que voy a disfrutarlo mientras dure. Espero que el Salón de la Fama envíe el balón a quien logre romper la marca.”

Manning llegó al partido con 47 pases de touchdown, y el primero fue un envío de 36 yardas a Demaryius Thomas en el segundo cuarto.

El segundo fue una conexión de diez yardas a Decker a inicios del periodo final.

El triunfo de Broncos, combinado con la derrota de Kansas City, le dio a Denver el título de la División Oeste de la AFC.

“Lo que más importa es que ayudé al equipo a ganar partidos y ganamos el sector en una competitiva División Oeste de la Conferencia Americana. Eso es algo bueno”, añadió Manning.

A lo largo de la temporada suma cinco mil 211 yardas  por pase, la tercera mejor marca de la NFL y está a 265 yardas de las cinco mil 476 que logró Drew Brees en 2011.

“Este chico es un gran quarterback”, dijo el coach interino de Texanos, Wade Phillips, que no ha podido romper la inercia perdedora del equipo.