SEATTLE, 22 de diciembre.- Con dos minutos en el reloj, Carson Palmer realizó un envío para Michael Floyd, quien concretó la anotación para que los Cardenales pudieran mantener vivas sus esperanzas de calificarse a la postemporada de la NFL, con el triunfo que sacaron de visita a los Halcones Marinos por 17-10.

Además de mantenerse de pie en sus aspiraciones de llegar a los playoffs, Arizona rompió con la racha de 14 victorias que mantenía Seattle como local.

Palmer se reivindicó en el encuentro y recuperó la confianza de sus compañeros ya que, durante el duelo, fueron interceptados cuatro de sus pases. Uno de las primeras intercepciones fue gracias a la acción de Richard Sherman en los primeros minutos del cuarto episodio. Luego que Seattle (12-3) sacó ventaja de 10-9 cuando el reloj marcaba siete minutos para el final.

A poco menos de dos minutos y medio para el silbatazo final, Palmer se paró con determinación para lanzar un pase de 75 yardas directo a Floyd, que dio la victoria a su conjunto.

Fue un juego intenso, sobre todo en la recta final, en donde ambos equipos tenían la misma oportunidad de llevarse el triunfo, aunque el más cercano era Cardenales, por la manera en que había trabajado durante el encuentro.

Aunque en el segundo cuarto el pateador Steven Hauschka dio la ventaja momentánea  a Seattle por tres puntos con un gol de campo, casi de inmediato Jay Feely empató los cartones. En el tercer periodo el mismo Feely volvió a anotar otros tres y en la última etapa se hizo presente por tercera ocasión en el marcador.

Los Cardenales se veían obligados a ganar este encuentro, después que Carolina derrotó a San Luis. Por su parte, Seattle puede conseguir la corona de la División Oeste de la Conferencia Nacional con una victoria el próximo domingo, ya que esta semana se le negó la proclamación al caer en casa.

fdr