CIUDAD DE MÉXICO, 22 de diciembre.- El Cruz Azul presentó seis refuerzos para el Clausura 2014, pero la atención se centró en el mediocampista Marco Fabián de la Mora. Las indisciplinas fuera de la cancha y los altibajos en su rendimiento lo han convertido en un jugador polémico. Cuando aparece frente a los micrófonos, el ex jugador de Chivas sólo se limita a asegurar que con el equipo celeste volverá a “retomar mi gran nivel futbolístico” y promete buscar un título.

“Vengo con la responsabilidad de aportar lo mejor de mí y buscar el objetivo de la institución, que es el tan anhelado campeonato. En lo personal el reto es poder resurgir aquí.

“Estoy tranquilo. No me doy golpes de pecho, sé que cometí errores, pero ahora soy un jugador más maduro. Sé lo que quiero y quiero retomar mi gran nivel futbolístico. Esta es la oportunidad”, dijo Marco Fabián, en su presentación.

Expresó que le beneficiará el reencuentro con Luis Fernando Tena, técnico con el que consiguió la medalla de oro en Londres 2012.

“Me ha faltado la estabilidad. He sido un jugador con muchos altibajos y ahora tengo más madurez, me va ayudar salir de mi ciudad y del círculo en el que estaba metido. Vengo con la mentalidad de ser un profesional y respetar mi profesión. Quiero cambiar la historia.

“Con Tena viví una etapa importante, ahora debo ganarme un lugar y estoy agradecido con él por fijarse en mi”, agregó Fabián, quien se estrenó ayer con un gol en el partido de preparación que perdió su equipo 1-2 ante Cruz Azul Hidalgo.

El director deportivo de Cruz Azul, Agustín Manzo, anunció el regreso de Fausto Pinto, después de estar a préstamo con el Toluca; la incorporación de Xavier Báez; y la adquisición de tres jugadores procedentes de la MLS: los mediocampistas Rafael Baca y Michael Farfán, junto con el delantero José Villarreal.