TOLUCA, 20 de diciembre.- El jugador de los Diablos Rojos de Toluca, Isaac Brizuela, consideró que el equipo tiene la necesidad de pelear por los primeros lugares y aspirar al  título del Torneo Clausura 2014, para el cual ya comenzaron pretemporada.

“Regresamos con el mismo compromiso del torneo pasado, esta semana de vacaciones nos sirvió muchísimo, olvidarnos un poquito del ámbito futbolístico, estar con la familia veo a un equipo con ganas de otra vez estar en la liguilla y llegar más lejos, no nada más estar en una semifinal”, dijo.

El ‘Conejito’ aceptó que aunque parezca “muy pronto para decirlo pero veo a un equipo comprometido, con ganas de trascender y con dos incorporaciones de compañeros con ganas de crecer”, refiriéndose a Emilio Orrantía y Miguel Ponce, nuevas incorporaciones del conjunto mexiquense, provenientes de Pumas y Chivas respectivamente.

El atacante, que regresó el torneo pasado al equipo rojo tras un semestre con los rojinegros del Atlas, dejó en claro que no sólo tienen en mente ir por el campeonato local, pues también quieren trascender en el plano internacional y buscarán el título de la Liga de Campeones de la Concacaf para pensar en el Mundial de Clubes.

 “Somos un equipo que aspira a estar en la cima siempre y a ganar cualquier título que se pelee, tenemos plantel para estar en los dos torneos sin menospreciar ninguno, creo que los dos son de mucha importancia y los vamos a tomar de la misma manera los dos”, abundó.

Pese al interés de equipos como Atlas por hacerse nuevamente de sus servicios, el atacante se mostró agradecido, pero dejó en claro que su mente sólo está puesta en el cuadro ‘choricero’.

“Me siento orgulloso por lo que hice en los dos torneos, creo que crecí mucho y es un reconocimiento al trabajo que estás haciendo; me siento motivado, orgulloso de lo que he hecho, sigo en esta institución, aquí nací, me debutaron y estoy contento de seguir con Toluca”.

El conjunto escarlata estará jugando la primera jornada del Torneo Clausura 2014 visitando al Pachuca, el sábado 4 de enero en el Estadio Hidalgo.

fdr