CIUDAD DE MÉXICO, 20 de diciembre.- Luis Michel está en medio de una encrucijada de rebotes y malas noticias.

Su registro no llamó la atención de ningún equipo en Primera División y ahora le quedan pocas opciones. La que más se acerca a él es que seguirá con la playera rojiblanca de las Chivas pero en Estados Unidos, donde tampoco le aseguran la titularidad.

Michel defendió el arco del Guadalajara con regularidad desde 2006 y obtuvo un título de liga. Se convirtió con el tiempo, en ídolo de la afición y un jugador inamovible hasta el torneo pasado en que las constantes fricciones con la directiva y compañeros por su carácter difícil le llevaron a Juan Carlos Ortega a poner en su lugar a Richard Sánchez, quien pasó la prueba y ahora será el guardameta titular.

Hace unas semanas, Luis Michel se despidió del Guadalajara cuando supo que estaba transferible por órdenes directas de Jorge Vergara quien ha creído que eliminando a los cabecillas del vestidor arreglará el grave problema que tienen las Chivas.

El dueño del Guadalajara prohibió en las negociaciones que recibieran algún beneficio económico, por ello, en cada caso, arregló que pasaran a la institución interesada ganando lo mismo.

Marco Fabián con Cruz Azul y Héctor Reynoso con Morelia, no sufrirán golpes en su bolsillo pero tampoco vieron beneficio extra por el traspaso a dichos clubes.

Luis Michel, a diferencia de los otros dos, se negó a irse bajo estas condiciones y por lo mismo se le cerraron las puertas de la Primera División, así que el propio cancerbero analiza la posibilidad de parar seis meses, que es lo que dura el resto de su contrato en Chivas.

Fue un honor defender el arco del Guadalajara durante tantos años. Me llevo muchos recuerdos y un agradecimiento para todas las personas que estuvieron conmigo”, declaró en su twitter el portero, pero lo cierto es que las cosas no terminaron tan bien.

Ante su futuro incierto, el cual se tiene que resolver hoy, no le quedan más opciones que aspirar a la MLS o seguir en el Guadalajara pero en las filas del equipo sub 20, si es que desea hacer valer su derecho laboral con las Chivas, que ya no lo toman en cuenta.