CIUDAD DE MÉXICO, 18 de diciembre.- Los Blazers mantienen una marcha dominante y ayer se impusieron 119-116 a los Cavaliers, en Cleveland, gracias a un triple del armador Damian Lillard, cuando restaban cuatro décimas de segundo en el reloj del partido.

Ésta fue la quinta victoria en fila de Portland, que colocó su marca en la campaña en 22-4, para ser el mejor equipo de la liga. Lillard fue la figura al finalizar con 36 puntos, diez asistencias y ocho rebotes.

Los Cavaliers tuvieron una opción, con unas décimas de segundo en el reloj, de forzar un tiempo extra, pero el disparo del armador Kyrie Irving no entró en el aro para que dejaran su récord en 9-15.

Los Blazers han rescatado en los últimos momentos sus más recientes triunfos. El domingo, cuando visitaron a los Pistones, necesitaron de un tiempo extra para vencerlos. Ayer volvieron a sufrir, pero su ofensiva, que es la mejor de la liga, surgió en los momentos de definición para imponerse.

Lillard tuvo una noche mágica al encestar ocho triples, la mayor cantidad en su trayectoria en la NBA, en la que el año pasado fue elegido como el Mejor Novato de la Conferencia Oeste. En el triunfo ante los Pistones su última canasta aseguró el triunfo. Los Blazers ahora tienen una marca de 11-0 en sus enfrentamientos ante rivales de la Conferencia Este, incluida una victoria en Portland ante los Pacers, el mejor equipo del sector.

Portland también es uno de los mejores visitantes con un récord de 12-2

El disparo de Irving, con el que los Cavaliers intentaron mandar el duelo a tiempo extra, dio en el aro para finalizar de una manera decepcionante una actuación en la que finalizó con 25 puntos.

Por los Blazers, el delantero LaMarcus Aldridge, recientemente reconocido como el Mejor Jugador de la Semana en la Conferencia Oeste por tercera ocasión esta temporada, concluyó con 26 puntos y 15 rebotes.

Los Blazers volverán hoy a la actividad en una visita a Minnesota, para enfrentar a los Timberwolves, mientras que los Cavaliers jugarán de nueva cuenta ante sus aficionados el viernes, enfrentando a los Bucks, uno de los peores del Este.

ald