BARCELONA, 17 de diciembre.- El Barcelona rubricó el pase a los octavos de final de la Copa del Rey después de superar el muro defensivo del Cartagena (3-0), en un partido en el que los azulgrana se mostraron intensos a pesar de jugar contra un equipo de la Segunda División B.

El 1-4 de la ida en el Cartagonova dejaba poco lugar a la sorpresa en un Camp Nou que, ante la falta de alicientes, presentó media entrada para ver cómo el equipo de Martino se llevaba una victoria intranscendente gracias a los goles de Pedro, Tello y Neymar.

Con las ausencias de Xavi, Piqué, Busquets y Alves y sin ningún jugador del filial en la convocatoria, el Barça ha salido al césped con un equipo en el que se mezclaron teóricos titulares, como Neymar y Fàbregas, así como suplentes con ganas de coger confianza como Sergi Roberto, Cristian Tello y Carles Puyol, que no jugaba un partido en el Camp Nou desde el pasado 12 de marzo.

Consciente de la pocas posibilidades de culminar la remontada, el entrenador del Cartagena, Luis García Tevenet, hizo hasta siete cambios en la alineación y dio la oportunidad a jugadores menos habituales para que saborearan la sensación de jugar en el templo azulgrana.

El Barça empezó reconocible, sin especular. Mandó con el balón y acosó al rival con la presión avanzada mostrada en las victorias ante el Celtic y el Villarreal. La primera ocasión no tardó a llegar. Tello recibió una balón en profundidad de Cesc y disparó una rosca que un atentó Savu despejó con los puños y evitó el primer tanto del partido.

Pese al ímpetu inicial de los azulgrana, los murcianos, a diferencia del partido de ida, apostaron por un planteamiento más defensivo con dos líneas de nueve jugadores en campo propio a la espera de sorprender al contraataque con Megías y Menudo.

El cerrojo de Tevenet ahogó al líder de la Liga que, poco a poco, fue perdiendo la frescura de los primeros minutos y no encontraba espacios para asediar a Savu.

La defensa azulgrana, en cambio, no pasó muchos apuros ante las pocas cabalgadas rivales. En una de ellas, Mascherano derribó a Éric López en el vértice del área derecha. La falta la lanzó magistralmente Zurdo que, cuando ya celebraba el gol, se topó con el palo.

Cuando el Barça parecía sin ideas, apareció la profundidad de Montoya, que aprovecho un balón de Song para asistir a Pedro, que despistó a Savu con un remate con un remate rápido desde el interior del área (m.31).

Tras el gol, el Barça siguió a lo suyo. Neymar -hoy de falso delantero centro- apareció fugazmente antes del descanso con una brillante jugada individual en la frontal del área que dejó solo a Montoya, quien dudo entre pasar o chutar y no pudo completar el destello de calidad del brasileño.

Pese al resultado adverso, Tevenet no varió ni un ápice su propuesta. El Barcelona se abonó a la paciencia para buscar, con poco ímpetu, el segundo gol, mientras Montoya seguía aportando profundidad en la banda derecha.

Hartos de perseguir el balón, los blanquinegros se atrevieron a salir de la cueva y, en la primera ocasión que presionaron a Puyol y Mascherano, elBarcelona lo aprovechó. Neymar recibió en la izquierda y filtró un pase a Tello que realizó un centro que terminó en el fondo de la red con la colaboración de Mariano (m.68).

El tercero llegó a pocos minutos del final. Neymar -muy irregular esta noche- anotó de cabeza gracias un magnífico centro de Iniesta (min.87). El brasileño, que lleva seis goles en los últimos tres partidos, cerró la eliminatoria. Al Barça le espera en octavos de final el Getafe, que este martes ha sellado la clasificación después de golear al Girona (4-1).

cmb