CIUDAD DE MÉXICO, 17 de diciembre.- Consumado el Apertura 2013, la noticia del campeonato del León apenas se saldó con discreción alrededor del mundo. México es una liga que no parece apetecible en otras latitudes, ya que el seguimiento es irregular durante toda la campaña, salvo en la nota del equipo que se consagra campeón cada seis meses.

Portugal, Inglaterra, Francia, Sudáfrica, Italia y Turquía no ofrecen un panorama de la liga mexicana. Son países a los que el futbol de la Liga MX no les resulta seductor.

“Bueno, se sabe que es una liga fuerte en Concacaf, que hay algunos jugadores que terminan su carrera ahí, famosos como Emilio Butragueño y otros nuevos que han salido recientemente, pero no más allá”, afirma el periodista Norberto Lopes, de O Jogo de Portugal; “tenemos noticias cuando aparecen en un torneo internacional o de selecciones menores, que poseen cierto auge”.

Aunque jugadores nacionales y extranjeros ven el trampolín para saltar al futbol europeo desde México, es difícil que se les dedique buenos espacios. El diario británico The Guardian tiene una sección de estadísticas de la Liga MX, pero no ofrece un espacio de noticias, cosa que sí hace con la MLS de Estados Unidos.

España tiene un acercamiento más estrecho con la liga mexicana y en particular con todo el continente. De todos los periódicos de la península ibérica, el diario deportivo Marca brinda un apartado constante con un corresponsal en Miami, Felipe Monforte.

“Es cierto que interesa en algunos momentos, sobre todo porque es un vivero para el futbol español, puede surgir algún jugador importante o por seguir a alguien que ya estuvo en Europa, pero no es que se le dé a México por ser la liga, sino que es parte de todo un proceso de información del continente americano. De ahí se puede mencionar que el futbol brasileño o el argentino resultan todavía más llamativos para el mercado español, más que el mexicano pero mucho menos que el europeo. Queda quizá la sensación de que es un futbol totalmente diferente, menos abierto y de menor calidad. Sucede que se tiene la Euro, la Champions, es decir, el top del futbol mundial”, dice Monforte.

Más allá del Océano Atlántico, difícilmente retumbará el eco de una noticia del balompié mexicano. El campeonato del León, por ejemplo, tardó en subir a los sitios web hasta el día posterior. “Son cosas normales de la distancia”, asegura Lopes, de O’Jogo. “Hay ocasiones en que nos llama mucho la atención algo que suceda, lo de Salvador Cabañas o la ocasión que un portero anotó en una final”, señala.

En sus medios hispanos, Estados Unidos ofrece información constante y sonante de la liga mexicana. Lo mismo en Centroamérica, donde Honduras es uno de los países que más gusto ha tenido por el mercado mexicano al grado de que muchos de sus ciudadanos tienen en algún equipo de la Liga MX, segundo frente para apoyar.

Gerson Gómez, de El Heraldo, manifiesta el fervor que se da por la liga mexicana a la cual observan detenidamente “desde 1976 con aquellos Pumas de Cabinho, Spencer, Hugo Sánchez… los resúmenes llegaban en radio y la gente se apasionaba. Hay un calor desbordado por lo que pasa en México. Alguna vez en mi periódico dimos la portada al Pachuca campeón. La gente ve los partidos de la liga mexicana por los convenios de Televisa, a veces con mayor detenimiento que la propia liga y está atenta a todo lo que pasa. Ahora, si hay algún hondureño jugando allá, el interés se duplica”.

En Sudámerica, Argentina es un sitio preferencial para ver el futbol mexicano. No hay un seguimiento total en los diarios, pero la televisión pasa la Liga MX, que es muy comentada por la cantidad de argentinos que juegan aquí.

“Es interesante. No es pasional, es como una opción diversificada y diferente de la liga argentina, a veces jugada mucho peor de lo que pareciera con respecto a México”, refiere Pablo Geldames, del diario Rosario-12, de Santa Fe. “Hay mucho connacional jugando en México y por la situación que se vivía aquí antes de la ley de medios, se pasaba la liga mexicana en televisión, porque la liga argentina no se podía ver. Era normal que se siguiera el futbol mexicano, pero no a la par del europeo”, menciona.

Por su parte, Gerson Gómezdice que “aquí en Honduras también se pone por alto el futbol de España, Inglaterra, Italia o Francia; se les da un seguimiento de lo que sea, por muy ínfimo que sea el dato”.

En Colombia, Francisco Henao de El País, de Cali, menciona que “el futbol es uno en todos lados y ése lo controlan las principales ligas europeas, de ahí que no es extraño que México, Colombia y casi todo hispanoamérica den por sentado que en su cuerpo periodístico se tenga que llevar ese tipo de notas del futbol europeo. Lo vemos muy normal”, dice.

En Portugal tienen ese agudo sentido definido también. “El poder de la liga determina su penetración en el mercado global. Manchester, Madrid, Barcelona, París, ahí es donde se mueve el dinero del futbol, se tiene que seguir aunque sea por ocio, sólo por no perder detalle”, piensa Lopes, de O Jogo; “sorprende un poco que en México, por lo que he visto, el 95 por ciento de las portadas son siempre futbol. Hay otros países como Estados Unidos o Francia que le dan prioridad a otros deportes. Cuestión de culturas”, afirma.