ZURICH, 16 de diciembre.- El defensor croata Josip Simunic se perderá la Copa Mundial tras ser suspendido por diez partidos por la FIFA por alentar al público a que entone un slogan nazi luego de la clasificación de Croacia a Brasil 2014.

Después de la victoria 2-0 contra Islandia que selló la clasificación croata, Simunic tomó un micrófono en el estadio de Zagreb y le gritó a la hinchada, "¡Por la patria!". El público respondió "¡Listos!". Se trató de slogans usados por un gobierno títere pronazi durante la Segunda Guerra Mundial.

"Luego de analizar todas las circunstancias del caso, y en vista de la gravedad del incidente, se decidió suspender al jugador por diez partidos oficiales", dijo la FIFA en un comunicado.

Agergó que se trató de un saludo "discriminatorio, que ofendió la dignidad de un grupo de personas en relación con... la raza, la religión o su origen".

Simunic, de 35 años, no solo no podrá jugar la Copa Mundial sino que tampoco podrá ingresar a los estadios donde Croacia dispute sus próximos diez partidos.

El defensor fue multado además con 30.000 francos suizos (33.800 dólares) y se le ordenó a la federación croata que pague otros 70.000 francos (78.700 dólares).

Simunic ha dicho que su gesto fue motivado por su amor por su patria.

El zaguero, quien nación en Austria, disputó el Mundial del 2006 con Croacia y protagonizó un sonado episodio en el que el árbitro no lo expulsó luego de mostrarle una segunda tarjeta amarilla. Cuando se dio cuenta de su error, lo amonestó por tercera vez y en esta ocasión sí lo expulsó.

Quedó grabado como el partido en que un jugador vio tres amarillas, aunque posteriormente la FIFA desconoció la tercera amonestación.

Croacia, por otro lado, no podrá contar con el goleador Mario Mandzukic en su debut del 12 de junio ante Brasil.

El delantero del Bayern Munich fue suspendido por un partido por su expulsión ante Islandia luego de pisar a un rival.

cmb