LEÓN, 14 de diciembre - Suele recordar Gustavo Matosas la primera anécdota que tuvo con Hernán Darío Burbano al encontrarse en los Panzas Verdes de León. Los dos solitarios, en ese tiempo en el anonimato, festejaron la Navidad del 2011 en un cuarto de hotel, compraron una botella de vino y a la media noche brindaron, después cada quien se retiró a su habitación para preparar el inicio de un proyecto que hoy tratará de llegar a su punto más alto cuando enfrenten a las Águilas del América, en la final del Apertura 2013.

“La final serán los noventa minutos más importantes de mi carrera y la de mis compañeros. Me parece que nos jugamos la vida en ese partido y debemos de manejarlo con la importancia que se debe”, dice Hernán Darío Burbano, dos años después de su llegada al León y previo a su primera final de primera división.

El ‘Piri’ Burbano, como le dicen sus compañeros, es el reflejo fiel del ascenso de los bonos del equipo esmeralda. Conquistó con sus escapadas y regates por las bandas a la afición de los Panzas Verdes desde el ascenso y en el máximo circuito comenzó a llamar la atención de sus rivales desde la primera campaña. En el segundo torneo, al igual que el resto del equipo, bajo su rendimiento hasta el punto de estar en la banca y en el presente semestre ha vuelto a convertirse en uno de los jugadores más desequilibrantes del León. Apoyado en el recuerdo, asegura que la final en la que consiguieron el ascenso es tan importante como el juego contra el América y espera que la celebración del título sea en León, Guanajuato.

“No puedo diferenciar que final es más importante. En todas las finales hay presiones, en un equipo como el León todo el tiempo hay exigencias y nosotros debemos de convivir con ello y cumplir los objetivos”, agregó el mediocampista de los esmeraldas.

Gustavo Matosas dice que Hernán Darío Burbano es como un amigo, y aunque a veces lo desespere como pocos, es de los que más juega y recibe órdenes del técnico durante el partido. En el futuro inmediato del colombiano se encuentra el reto de los Tigres, equipo que asegura que tiene amarrado al atacante para el próximo torneo, pero Burbano evita hablar de temas que van más allá de la final. Dice que la ventaja de dos goles que tienen sobre el América es “engañosa para quienes se confían” y asegura que el equipo que gane en el Estadio Azteca será el campeón.

“América va a tratar de sofocarnos y meter presión desde los primeros minutos. Pienso que nos toca ser pacientes, estar ordenados en la retaguardia y no soltar la pelota.

“El marcador es engañoso si nos confiamos antes del partido. Estamos centrados. Aquí pensamos que la única manera de dar la vuelta olímpica en el Azteca es ganar y eso vamos a buscar”, afirma el mediocampista de los esmeraldas.

El ‘Piri’ ha respondido a la confianza de Gustavo Matosas al ser el jugador que más oportunidades de gol ha generado para los esmeraldas en la liguilla. Lo mismo aparece para dar el pase previo a una anotación o se hace presente con algún tanto en el marcador. Contra el América, finaliza: “cuando León tenga la pelota no se la vamos a prestar a ellos por nada”. 

fdr