MANAOS, 14 de diciembre.- Un trabajador de la construcción murió el sábado en Brasil luego de caer del techo del estadio Arena Amazonia, en la ciudad de Manaos, en la selva amazónica, lo que se suma a las preocupaciones por la seguridad en momentos en que el país se apresura por terminar a tiempo las obras para el Mundial de Futbol 2014.

Marcleudo de Melo Ferreira, de 22 años, murió en un hospital en Manaos durante la madrugada, según el centro forense local.

El hombre cayó desde casi 35 metros luego de que se rompiera un cable.

Varios trabajadores ya han muerto en tres de los 12 estadios brasileños donde se jugará la Copa Mundial.

Accidentes fatales se han producido en Manaos, Brasilia y más recientemente en Sao Paulo, donde dos personas perdieron la vida el 27 de noviembre tras el colapso de una grúa en el campo que albergaría el partido de apertura del Mundial el 12 de junio.

Los preparativos para la Copa Mundial también han estado plagados de retrasos, accidentes, costos excesivos y la ira pública por el gasto del Gobierno que contribuyó a masivas protestas callejeras a nivel nacional el año pasado.

Andrade Gutierrez, la firma brasileña que construye el estadio en la Amazonía, dijo en un comunicado que Ferreira trabajaba para una compañía que había sido contratada para construir la cubierta del estadio y que podría llevarse a cabo una investigación interna sobre el accidente.

Manaos será la sede de cuatro partidos, incluyendo encuentros de alto perfil que involucran a los equipos de Inglaterra, Italia, Estados Unidos y Portugal.

jrr