MONTERREY, 14 de diciembre .- Paola Longoria tuvo un inusual sufrimiento en el debut dentro del torneo que lleva su nombre, y que se juega en el Parque Fundidora, pero logró sobreponerse a una inspirada Sofía Rascón y calificó a los cuartos de final con una victoria en cuatro sets por 11-4, 6-11, 11-3 y 11-2.

Longoria, por ser la número uno del mundo, pasó bye en la primera ronda, mientras que Sofía Rascón, clasificada número 16, derrotó 12-10, 11-9, 6-11, 9-11 y 11-2 a la estadunidense Sheryl Lotts en la ronda inicial.

Paola tuvo un pequeño susto en el comienzo del partido, cuando Rascón tuvo una seguidilla de buenos golpes que le permitió irse arriba en el marcador por 4-2, pero luego la número uno del mundo mostró sus mejores raquetazos y definió el parcial a su favor 11-4.

El segundo set fue para Rascón, que lo construyó con sólidos tiros a la parte baja de la pared que la pusieron con una ventaja de 6-4, luego sumó uno por uno en intercambios con Longoria hasta que llegó al mágico número de 11 para quedarse con la manga.

La favorita apretó para el tercer set y lo definió con certeros tiros a los vértices, siempre llevó la ventaja en la pizarra y así lo concretó con un firme 11-3. La cuarta manga se la llevó con sobriedad 11-2.

La segunda sembrada del torneo, la estadunidense Rhonda Rajsich también ganó su partido de segunda ronda con parciales de 11-9, 11-8 y 11-0 sobre su compatriota Krystal Csuk. Rajsich pasó bye la primera ronda y hoy enfrenta a la canadiense Frederique Lambert en cuartos de final. La sorpresa de la jornada fue la eliminación de la mexicana Susana Acosta, cuarta clasificada de la competencia, a manos de la estadunidense Sharon Jackson, quien se impuso en un cerrado partido por parciales de 11-5, 6-11, 11-9 y 11-7.

Otra mexicana eliminada fue Jessica Parrilla, quien fue presa de la desesperación y cayó 11-6, 11-3 y 11-8 ante la argentina María José Vargas. Quien sí hizo valer la localía y la condición de favorita fue la guanajuatense Samantha Salas, quien superó por 11-3, 11-2 y 11-5 a la estadunidense T.J. Baumbaugh.