LEÓN, 14 de diciembre.- Para  un futbolista curtido en las  fuerzas básicas de Boca  Juniors, definir la final del Apertura  2013  en el Estadio Azteca no causa  zozobra. Acostumbrado a jugar a escenarios hostiles, Mauro Boselli, delantero del León, reconoce que la posibilidad de coronarse en la casa del América es algo que le inspira.

“Me gusta jugar en estadios con la afición en contra. Recuerdo que con Estudiantes me tocó jugar la final de la Copa  Libertadores en el Estadio de Cruzeiro de Brasil; ahí había pocos  de nuestros hinchas  y no me pareció nada mal, al contrario, te inspira, si  las cosas te salen bien la  satisfacción es más  grande”, dice Boselli.

En Estudiantes de la Plata, ex equipo del argentino, Mauro Boselli tuvo la oportunidad de jugar finales en estadios ajenos. Perdió la oportunidad de consagrarse como campeón del mundo al perder la final de Mundial de Clubes contra el Barcelona, pero disfrutó coronarse en casa del Cruzeiro de Brasil en la Copa Libertadores. Ahora, con los Panzas Verdes, aspira a ganar su primer título en el futbol mexicano en el Estadio Azteca.

“Esta final será diferente porque cerramos en un estadio mítico, con mucha historia, con un rival que no es nada fácil. Los dos goles de ventaja no definen nada, va a ser un partido durísimo y vamos a jugar a muerte porque queremos el campeonato”, agrega el atacante.

El argentino llegó de último momento a los Panzas Verdes. Ante la necesidad de un futbolista que culminara las numerosas opciones al ataque que generan los esmeraldas, Gustavo Matosas decidió que el ex jugador del Wigan de Inglaterra y el Palermo de Italia fuera el atacante estelar del León.

“Vine con la expectativa de conseguir cosas grandes, es algo que se hace una costumbre cada que vas a  un club. No esperaba que se diera tan rápido, aunque basta  revisar  los  torneos  anteriores para  saber que existía potencial en el equipo para estar peleando estas instancias. Hemos demostrado que somos uno de los mejores equipo de México”, señala.

“En ningún lado anotar goles es  fácil. Conseguir muchos goles es el reflejo del buen rendimiento del equipo. León genera tantas oportunidades de gol, que ayuda mucho,  y si uno está fino pasa que tienes un semestre bueno como el mío”, explica Boselli. En menos de seis meses Boselli ha demostrado fiabilidad frente al arco. En 22 encuentros ha anotado 15 goles y hasta el momento es el atacante más eficaz del torneo mexicano.

A pesar de los logros, el argentino asegura que no estará conforme con su rendimiento hasta alzar “la copa el próximo domingo”.

“El semestre  va a ser perfecto si nos quedamos con la copa.  Lo que  hemos hecho antes de esto de nada sirve si  no  somos  campeones y estamos a un pasito. No vamos a dejar  pasar  por nada esta oportunidad y tenemos que aprovecharla, porque no sabemos cuándo vuelva a ocurrir”, finaliza El Matador Boselli.