MONTERREY, 13 de diciembre.- Luego de las declaraciones que hizo el jueves respecto a que quiere salir de Tigres, el defensa Carlos Salcido ofreció disculpas y dejó en manos de la directiva, encabezada por Alejandro Rodríguez, su futuro.

“Creo que fue un momento malo porque como futbolista hay líneas que hay que respetar y he faltado al respeto a esas líneas, que son la afición, la directiva, el club y creo que ese momento en el que estuve hablando ayer con ustedes no fui una persona muy pensante, entonces quiero disculparme con la gente que se sintió ofendida”, dijo.

“Como futbolistas tenemos que estar al margen de muchas situaciones y no cruzar esas líneas de respeto, siempre buscamos que tengan respeto hacia uno y uno debe tener respeto a un club que espera que un jugador haga las cosas bien”, agregó.

El dos veces mundialista expresó que su futuro lo dejará a los dirigentes y que si existe alguna sanción por parte del club, la aceptará sin mayores problemas y simplemente acatará órdenes.

“Del castigo, es la directiva la que lo tiene qué hacer, acataré órdenes, lo que me digan, sé que las cosas siempre que haces algo hay consecuencias, entonces estaré a los oídos de lo que diga la directiva y no tengo problema en ese sentido”, abundó.

Añadió que existen negociaciones entre la directiva de Tigres y Guadalajara, que ha mostrado interés por sus servicios, para determinar si lo traspasan al cuadro tapatío de cara al próximo Torneo Clausura 2014.

“Sé que las directivas seguirán hablando, negociando, no lo sé, yo ya quiero permanecer un poquito al margen y esto es más que nada por el momento de arrebato que tuve ayer y que quiero que me entienda un poco la institución, que fue un error mío”, agregó.

Salcido, quien había declarado que estaba harto y deseaba irse de Tigres, añadió que ha platicado con Jorge Vergara, dueño del Guadalajara, pero dejó en claro que “ha sido poco”.

ald