MADRID, España, 13 de diciembre.- José Ortega Cano que llegó a ser una de las máximas figuras del toreo en España deberá ingresar en prisión en los próximos días tras ratificarse una condena a dos años y seis meses de cárcel por provocar un accidente de tráfico en el que murió una persona.

Un tribunal de Sevilla rechazó el recurso del diestro contra la sentencia dictada el 24 de abril. La justicia condenó definitivamente a Ortega Cano de 59 años por los delitos de homicidio involuntario y conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol. Además deberá indemnizar con 180.000 euros (247.049 dólares) a los familiares de la víctima.

El 28 de mayo de 2011 Ortega Cano chocó frontalmente contra otro vehículo cuando regresaba a su finca cerca de Sevilla en la región sur de Andalucía. Pasó varias semanas hospitalizado en estado crítico hasta recuperarse mientras el conductor del otro coche falleció en el acto.

Ortega Cano siempre negó haber tomado alcohol ese día pero una prueba de alcoholemia admitida por los jueces evidenció que triplicaba el máximo legal permitido.

Ortega Cano se retiró del toreo en 2010. Además de ser uno de los matadores más reconocidos por la crítica ocupó muchas páginas en la prensa de la farándula por su matrimonio con la coplista y tonadillera Rocío Jurado quien falleció víctima de un cáncer en 2006.

Desde entonces el torero se ha visto salpicado por numerosas polémicas familiares aireadas en los medios. La más reciente la de su hijo mayor José Fernando Ortega de 20 años quien lleva un mes en prisión provisional por varios delitos de robo con violencia.

 

pdg