ZÚRICH, 10 de diciembre.- El croata Mario Mandzukic corre el riesgo de que una sanción lo excluya de los tres partidos de la etapa de grupos de la Copa del Mundo cuando la FIFA juzgue el jueves su caso.

La FIFA dijo el martes que su panel disciplinario también estudiará un caso contra el defensor croata Joe Simunic, quien llevó a los aficionados a entonar un eslogan fascista después de que el equipo clasificó al derrotar a Islandia el mes pasado.

Mandzukic se perderá el partido inaugural del Mundial contra el anfitrión Brasil luego de ser expulsado por una fuerte falta en el partido de vuelta de su repechaje europeo.

El jugador del Bayern Múnich automáticamente debe cumplir un partido de suspensión por su entrada a la rodilla izquierda del islandés Johann Gudmundsson. Sin embargo, el panel de la FIFA puede imponerle una sanción más dura.

Croacia también se enfrentará a Camerún y México en el Grupo A.

El técnico de Croacia Niko Kovac dijo que espera que Mandzukic se pierda un máximo de dos partidos, y que aun así tiene intenciones de incluir al delantero en su equipo.

En el otro caso, la FIFA juzga a Simunic "por su propio comportamiento y otros procedimientos se abrieron contra (la federación de futbol de) Croacia por conducta inapropiada de los espectadores".

Simunic tomó el micrófono tras la victoria 2-0 y gritó a los simpatizantes "¡Por la patria!". Los aficionados respondieron "¡listos!".

Ese llamado fue usado por el régimen croata pronazi que gobernó el estado durante la Segunda Guerra Mundial.

Simunic se disculpó después de haber defendido sus acciones en un primer momento. Fiscales croatas lo multaron con cuatro mil 300 dólares por "instigar el odio racial".

ald