CIUDAD DE MÉXICO, 10 de diciembre.- Antes de terminar el año y con tiempo todavía para planear su pretemporada sin lugares vacíos en su plantel, Pumas confirmó al argentino  Diego Lagos como su último refuerzo de cara a la próxima temporada.

“Las negociaciones ya están bastante avanzadas, hay un acuerdo entre ambas partes y sólo faltan tanto el trámite de la firma como el de la visa de trabajo, para que pueda abandonar su país y venir al nuestro”, explica Mario Trejo, vicepresidente deportivo del cuadro de la UNAM.

De las características que convencieron a su directiva para cerrar la contratación del extremo zurdo y cubrir la quinta plaza de extranjero, Trejo refiere que “es un jugador que tiene rapidez, dinámica y características explosivas que nos hacían falta por el sector izquierdo.  También tiene experiencia (27 años) y cubre perfectamente el perfil de ser una persona solidaria con sus compañeros”.

Aunque habría preferido anunciarlo hasta tener todo el proceso de transferencia cerrado, el doctor menciona que el contrato a firmar con Lagos es de tres años con opción a renovar.

“En la gira que hice por Sudamérica lo vi y me pareció un jugador interesante. Lo comentamos con José Luis (Trejo) y llegamos al acuerdo de que pudiera venir. Queremos cerrar un contrato de tres años”, afirma el directivo universitario, con la confianza de hacer un mejor torneo y devolverle a Universidad el protagonismo que no tuvo en el actual semestre.

Lagos fue campeón del futbol argentino con Lanús en el 2007 y luego, ya con Rosario Central, alzó el título en la Primera B Nacional (Segunda División).

Durante el torneo sudamericano Sub 17, el oriundo de Mar del Plata obtuvo el primer lugar con la selección argentina y después el tercer puesto en el Mundial Sub 17 disputado en Finlandia.