FLORIDA, 9 de diciembre.- Para evitar una cirugía en su adolorida espalda y el deseo de pasar más tiempo con su familia fueron los factores que llevaron al pitcher Roy Halladay, ganador del premio Cy Young en dos ocasiones, a anunciar su retiro el lunes tras 16 campañas en las grandes ligas.

El lanzador derecho de 36 años firmó un contrato de un día para retirarse como integrante de los Azulejos de Toronto, donde jugó 12 temporadas. Al hacer el anuncio durante las reuniones invernales de las ligas mayores en Florida su garganta se cerró y tuvo que reprimir las lágrimas.

"Como jugador de beisbol no te das cuenta de que eso es algo que no puedes hacer por toda la vida", dijo Halladay. "En realidad no tengo nada de qué arrepentirme".

Halladay jugó para los Filis de Filadelfia de 2010 a 2013, y las dos últimas campañas sufrió infinidad de lesiones. En el 2010 ganó el premio al mejor pitcher de la Liga Nacional y lanzó un juego perfecto y otro sin hit en su primer juego de postemporada.

La marca de Halladay fue de 203-105 con porcentaje de efectividad de 3.38 en 416 encuentros y 390 salidas. Lanzó toda la ruta en 67 juegos y logró 20 blanqueadas.

"Ha sido un proceso emocionante para mí", dijo. "Me siento muy bien. Aunque hay cosas que extrañaré, hay otras que no. No extrañaré el trabajo físico, las pesas y las sesiones de carreras".

Halladay tenía grandes deseos de jugar para los Filis y así tener una oportunidad de ganar la Serie Mundial. El equipo había ganado tres títulos divisionales, la Serie Mundial de 2008 y el campeonato de la Liga Nacional en 2009 cuando él se integró a la escuadra. Tuvieron el mejor récord de grandes ligas en sus primeras dos campañas pero perdieron contra los Gigantes de San Francisco en la serie de campeonato de 2010 y contra San Luis en los serie de división en 2011.

cmb