CIUDAD DE MÉXICO, 9 de diciembre.- Como parte el proyecto 'The Good Hand', el tenista español Rafael Nadal sigue demostrando otras habilidades, pues esta vez se animó a jugar un partido de ping pong, pero a ciegas.

Rafael Nadal no lo hizo nada mal. Incluso, le gana unos puntos a su rival, su hermano Tomeu.

Este desafío de Rafael Nadal forma parte de una campaña de su asociación ‘The Good Hand Project’ que tiene como finalidad reunir fondos para apoyar a personas desempleadas.

 

pdg