TIJUANA, 7 de diciembre - Como en casa dijo sentirse el nuevo estratega de los Xolos de Tijuana, el sudamericano Cesar Farías, en su presentación el día de hoy, con miras al Torneo Clausura 2014 de la Liga MX.

De inmediato, el ex técnico de la selección venezolana, asumió los retos que tiene el equipo  y confía en conseguir los objetivos que se plantean en la institución fronteriza. "Clasificar al Mundial (de Clubes), volver a la liguilla, son metas que tenemos, no condiciones, que estoy seguro vamos a conseguir" comentó en su primer contacto con los medios vistiendo los colores de los Xolos

El exfutbolista de 40 años, quien firmó un contrato por una temporada con posibilidad de alargar su estadía al frente de el Xolaje, sabe que los resultados son los que determinan la continuidad de un técnico en el equipo y al respecto comentó: "El tiempo lo marcan los resultados, no sirve hacer un contrato de largo plazo si no se conocen. Estoy seguro, por eso vine, si no, no hubiera venido", declaró Farías, quien vivirá su primera experiencia en el futbol de México.

Farías agradeció la sinergia "bien chévere" que existe con la directiva de Tijuana,  que siente un gran compromiso con el equipo y que su arribo al conjunto del norte es como llegar a casa, donde intentará estar un largo tiempo.

El técnico indicó que no es un ignorante del futbol mexicano porque ha seguido y visitado a jugadores de la Vinotinto que han estado en equipo de esta liga, así como a jugadores sudamericanos que desde México acuden a sus selecciones.

"Sé que esa podría ser la debilidad que nos ven, pero la podemos cubrir rápido", indicó Farías al recordar que como seleccionador de Venezuela enfrentó cinco veces a su similar de México

La llegada del venezolano ocurre después de la salida del entrenador argentino Jorge Almirón, quien permaneció en el banquillo en el torneo Apertura 2013, sin poder calificar al equipo a la Liguilla, y en la primera parte de la Liga de Campeones de la Concacaf, donde el equipo se medirá en cuartos de final al Galaxy de Los Ángeles.