CIUDAD DE MÉXICO, 7 de diciembre.- El técnico del Copenhague, Stale Solbakken, sufrió un inesperado resbalón y después “compuso” el accidente al provocar la risa de los aficionados.

Después de controlar el balón en su zona técnica, quiso entregarle al esférico a un jugador a través de un pase, pero para su mala fortuna se resbaló. Instantes después, hizo unas flexiones que provocó la risa de los presentes.

El incidente sucedió en el minuto 19 del duelo entre el FC Copenhague y FC Vestsjælland.

ald