COSTA DO SAUIPE, Brasil, 7 de diciembre.- El Mundial de Brasil no contará con un grupo de la muerte. Tendrá tres, incluido uno en que al menos un ex campeón del mundo quedará eliminado en primera ronda.

Tres ex monarcas mundiales —Uruguay, Inglaterra e Italia— se ubicaron en el Grupo D, tras el sorteo realizado el viernes en Costa do Sauipe, el cual definió además los partidos para el Mundial.

"Somos un grupo que tiene tres campeones del mundo, eso habla de la competitividad que tiene", dijo Carlos Otero, asistente técnico de la selección de Uruguay, cuyo entrenador Óscar Tabárez no viajó a la ceremonia, por haberse sometido hace días a una cirugía en la columna vertebral.

Tal vez, debería someterse también a un conjuro para la buena suerte, lo mismo que Costa Rica. Los ticos quedaron completando el Grupo D.

"Estamos sujetos a un sorteo, y hay que pensar que vamos a enfrentar a estos tres equipos con todas las ganas, con todas las capacidades. Ya hemos enfrentado a algunos equipos europeos, sabemos cómo juega Italia, cómo juega el futbol inglés", expresó Pinto en Brasil, antes de negar que su equipo jugará con miedo.

El campeón España chocará con Holanda en su primer partido por el Grupo B, una reedición de la final del Mundial de 2010 en Sudáfrica. Chile y Australia completan ese sector y se medirán en su primer partido, clave para las aspiraciones de los sudamericanos, en una llave que difícilmente les perdonará un empate en su debut.

"Es un grupo difícil. Trataremos de ser tan competitivos como podamos para darnos oportunidad de llegar a la siguiente fase", dijo el técnico argentino de Chile, Jorge Sampaoli. "En la carrera de un técnico, uno sabe que éste es el camino que se puede seguir a veces, así que a prepararse bien".

GRUPO A: Brasil, Croacia, México, Camerún.

GRUPO B: España, Holanda, Chile, Australia.

GRUPO C: Colombia, Grecia, Costa de Marfil, Japón.

GRUPO D: Uruguay, Costa Rica, Inglaterra, Italia.

GRUPO E: Suiza, Ecuador, Francia, Honduras.

GRUPO F: Argentina, Bosnia-Herzegovina, Irán, Nigeria.

GRUPO G: Alemania, Portugal, Ghana, EU.

GRUPO H: Bélgica, Argelia, Rusia, Corea del Sur.

El Grupo G no alcanza quizás las proporciones del D o del B, pero sí se antoja sumamente reñido, con la tricampeona Alemania, el Portugal de Cristiano Ronaldo, la Ghana semifinalista en el último Mundial y el ascendente Estados Unidos, cuyo técnico Jurgen Klinsmann dirigió a la selección germana en el Mundial de 2006.

"Por supuesto que siempre es difícil jugar contra Portugal, un equipo con gran calidad, con excelentes jugadores", dijo el técnico alemán Joachim Löw. "Ahí está (Cristiano) Ronaldo y muchos otros jugadores muy buenos".

Argentina salió beneficiada como cabeza del Grupo F, en el que debutará contra Bosnia-Herzegovina y también enfrentará a Irán y Nigeria.

Brasil, anfitrión y cabeza del Grupo A, enfrentará el 12 de junio a Croacia en el partido inaugural del campeonato en Sao Paulo. México y Camerún redondean ese sector.

A la selección mexicana le tocó en suerte enfrentar al anfitrión por segunda ocasión consecutiva. En 2010 inauguró la Copa del Mundo ante Sudáfrica. Con todo, el "Tri" evitó la ubicación que se llevaron los ticos.

"Con Brasil hemos jugado varias veces... en los olímpicos, que era diferente categoría", dijo Héctor González Iñárritu, director de selecciones nacionales de México, en referencia a la final de Londres 2012, en la que la selección azteca obtuvo la medalla de oro frente a la "Canarinha".

Colombia pareció sacar provecho de su inédita colocación como cabeza de serie. Ancló en el Grupo C, con Grecia, Costa de Marfil y Japón.

Francia capitalizó también una decisión tomada por la FIFA apenas esta semana. En vez de ser la selección retirada del cuarto bombo del sorteo para ir al segundo, permaneció en la vasija de los europeos y fue a parar al Grupo E, con Suiza, Ecuador, Francia y Honduras. Se libró así del traslado que le tocó a Italia.

El técnico colombiano de Ecuador, Reinaldo Rueda, le puso buena cara al resultado arrojado por las esferas.

"Nos tocó un grupo equilibrado... a pesar de tener dos europeos como Suiza y Francia, con dos estilos diferentes, y Honduras, que todos conocemos su potencial", comentó a su salida de la ceremonia. "Esto va a hacer que hagamos una buena preparación. Ojalá que podamos superar esta fase".

Bélgica, Argelia, Rusia y Corea del Sur se ubicaron en el H, el último grupo, que terminó llenándose de selecciones con un palmarés más modesto, en comparación con las potencias que fueron a otras llaves. Es un grupo sin campeones ni subcampeones del mundo. Rusia y Bélgica ocuparon el cuarto lugar en 1966 y 1986, respectivamente.

La aparente disparidad entre los grupos en el tema de las credenciales de sus integrantes podría atribuirse en buena medida al nuevo sistema utilizado por la FIFA para definir las cabezas de serie, tomando más en cuenta la ubicación de las selecciones en el ranking del organismo que los logros históricos de éstas.

Así, países como Italia, Inglaterra, Holanda, Francia y Portugal, quedaron sujetos a la posibilidad de ir a cualquier grupo, con un cabeza de serie.

Y el sorteo terminó ensañándose con algunas selecciones.

Durante la ceremonia del sorteo, que se realizó en una carpa gigantesca emplazada en este centro turístico, convergió el luto por Nelson Mandela y la alegría de la música brasileña.

En el comienzo del acto, las pantallas en la sede del sorteo en este balneario brasileño mostraron imágenes de Mandela, líder emblemático de la nación que organizó el Mundial anterior.

Mandela falleció la víspera.

Luego, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, convocó a un minuto de silencio en memoria del líder en la lucha contra la segregación racial en Sudáfrica. Por la mañana, Blatter, consideró "una señal celestial" el hecho de Mandela haya fallecido justo antes del sorteo para la edición siguiente de esta justa.

"Es una señal, una gran señal celestial, el hecho de que él fallezca en el momento en que comienza una nueva Copa del Mundo. Y él dijo en aquella época (el Mundial de Sudáfrica), 'vamos a celebrar la humanidad mediante el futbol''', expresó Blatter el viernes a la prensa. "Así que celebremos la humanidad mediante el futbol y celebremos a Nelson Mandela, y todo lo que ha hecho en su vida y en nuestro mundo".

En la ceremonia, Blatter hizo algo parecido. Con un grito, después del solemne silencio, llamó a todos a concentrarse en el juego.

Fernanda Lima y Rodrigo Hilbert, quienes están casados y son presentadores de la televisión nacional, fueron los conductores de la ceremonia, que contó también con la presentación de varias estrellas de la música brasileña.

Ambos convocaron al escenario a Blatter y a la presidenta brasileña Dilma Rousseff, quienes sonrieron juntos. Por un momento, pareció atrás la tensión entre los organizadores del Mundial y la FIFA ante el atraso en la entrega de por lo menos tres estadios que serán sede.

"El futbol está en el corazón de todos y cada uno de los brasileños", dijo Rousseff, quien vaticinó que "esta copa será la mejor de todas".

Blatter también confió en el éxito del Mundial e hizo un exhorto a la unidad.

"Convoco a todo el mundo se una por favor a todos, porque este deporte es para ustedes", señaló.

Unos mil 300 invitados y dos mil periodistas concurrieron a Costa do Sauipe, frente al Atlántico, para atestiguar de primera mano el sorteo.

ald