COSTA DO SAUIPE, Brasil, 5 de diciembre.- El sorteo para dividir las 32 selecciones clasificadas al Mundial en ocho grupos, de cuatro integrantes cada uno, es un proceso que llevará unos 35 minutos. Los preámbulos y espectáculos que lo rodean durarán alrededor de una hora más.

A continuación, un vistazo a la mecánica del sorteo:

Primer paso: De la tómbola que contiene los nombres de nueve países europeos clasificados, pero que no son cabezas de grupo, se tomará una esfera al azar. Esa esfera, al igual que las otras 31, contendrá el nombre de un equipo, impreso en un papel. Ese equipo seleccionado se colocará en la segunda tómbola o bombo, donde se encuentran ya los nombres de Chile, Ecuador, Argelia, Camerún, Ghana, Costa de Marfil y Nigeria.

Segundo paso: Se irá seleccionando a cada uno de los equipos ubicados en el primer bombo, en el que estarán las cabezas de serie —Brasil, Argentina, Bélgica, Colombia, Alemania, España, Suiza y Uruguay_, para colocarlos en la parte alta de cada uno de los grupos en que jugarán, entre el "A'' y el "H''.

Tercer paso: Uno de los equipos sudamericanos que estaba en el primer bombo —Brasil, Argentina, Colombia o Uruguay— se seleccionará al azar.

Cuarto paso: El equipo europeo que pasó al segundo bombo se colocará en el mismo grupo que esa cabeza de serie sudamericana. Así, se evita que puedan quedar tres europeos en un mismo grupo.

Quinto paso: Se va vaciando el segundo bombo, y las distintas selecciones se colocan en el segundo lugar de cada grupo.

Sexto paso: Se van sacando las esferas de la tercera tómbola —Costa Rica, Honduras, México, EU; Australia, Irán, Japón, Corea del Sur— para ir llenando el tercer escalón de cada grupo.

Séptimo paso: Se sacan a la suerte los ocho equipos que queden en el cuarto bombo —Bosnia-Herzegovina, Croacia, Inglaterra, Francia, Grecia, Italia, Holanda, Portugal y/o Rusia_. Se colocan en el cuarto y último peldaño de cada grupo, con lo que éstos quedan definidos, lo mismo que el calendario.

ald