BRASIL, 5 de diciembre.- El exftubolista brasileño Bebeto evitó polemizar con su compatriota y amigo Romario, uno de los más duros críticos a la organización del Mundial de 2014 en Brasil, y se limitó a pedir que los brasileños se unan para realizar un torneo ejemplar.

"Creo que cada uno tiene su opinión. Respeto su opinión y tengo la mía. Pero lo importante es que pensemos en el país", afirmó Bebeto en declaraciones que concedió en el complejo hotelero de Costa do Sauípe, en donde este viernes se celebra el sorteo que definirá los grupos del Mundial.

"Romario es mi amigo y será siempre mi amigo. Tenemos una linda historia juntos. Siempre fui muy comedido. Creo que esa nuestra diferencia", agregó el exfutbolista al referirse a su compañero en la delantera de la selección brasileña que conquistó el Mundial de 1994.

Como diputado federal por el estado de Río de Janeiro, Romario ha criticado el despilfarro de recursos públicos en la organización del Mundial y la forma como Brasil se ha curvado a las exigencias de la FIFA, pero ha dejado claro que no se opone a que el país sea la sede del evento.

Bebeto, que ejerce igualmente un mandato como diputado, pero regional, recordó que Romario también estuvo empeñado en que Brasil se adjudicase el derecho a organizar el Mundial y agregó que no se arrepiente de formar parte del Comité Organizador Local (COL) del evento.

"Luchamos juntos para que Brasil fuese la sede del Mundial. Lo conseguimos. Siempre he lamentado que no tuve la oportunidad de disputar un Mundial en casa, pero ahora tendré la oportunidad de hacerlo por intermedio del COL. Ha sido un trabajo que me ha engrandecido", aseguró.

Bebeto pidió que los brasileños se unan por el Mundial, que considera que sólo traerá cosas positivas para el país.

"Tenemos que estar todos juntos, unidos, para luchar para que Brasil haga el mejor Mundial de todos los tiempos. Vamos a mostrarle al mundo lo que podemos hacer. El legado para nuestro país va a ser importantísimo, tanto el material como el inmaterial", concluyó.