CIUDAD DE MÉXICO, 4 de diciembre.- Vaqueros de Dallas está en posición de ganar el título de la División Este de la Conferencia Nacional en la NFL, pero necesita que el quarterback Tony Romo deje de lado los fantasmas que lo arrastran a una merma en su accionar durante el último mes del año, sobre todo en partidos decisivos. 

Hay algo en diciembre que impacta en el nivel de juego de Romo y su equipo no tiene mucho margen de error si es que quiere regresar a los playoffs este año por primera vez desde 2009.

Los números son fríos y no dejan lugar a dudas en cuanto al nivel de juego de Romo en diciembre, más que nada por el contraste que presenta en comparación con noviembre, que es cuando suele jugar mejor.

En el penúltimo mes del calendario Romo tiene récord de 24-5, con 64 pases de anotación y 18 intercepciones. Para diciembre su marca es de 11-15 con 41 envíos de touchdown y 24 intercepciones.

Si bien en las últimas dos temporadas ha mejorado en diciembre, en partidos de ganar o morir también tambalea y para muestra están las derrotas ante Gigantes de Nueva York y Pieles Rojas de Washington en los últimos partidos de la temporada.

El año pasado se fue 3-2 en el último mes, pero sufrió tres intercepciones en el revés por 28-18 ante Washington.

En 2011 su récord fue de 1-3 y ante Gigantes, en el último partido, Dallas perdió 31-14 y se esfumó la opción de los playoffs.

Esta temporada, una vez más, no hay margen de error para Dallas, ya que tiene marca de 7-5, la misma que Águilas de Filadelfia, equipo al que enfrentará en la última semana de la temporada regular en un juego que muy probablemente va a definir al campeón del Este de la NFC.

Jerry Jones, dueño de Vaqueros, tiene claro que el nivel de juego de su pasador suele bajar en diciembre y aunque ha mejorado en los últimos dos años, no ha sido suficiente para llegar a la postemporada.

“Creo que es real y no quiero sonar trillado (que Romo baja en diciembre su nivel). Se puede relacionar con decepciones que hemos tenido en diciembre”, reconoció Jones en su programa semanal de radio.

“No podemos esperar estar en la posición que deseamos (llegar a playoffs), a menos que juguemos mejor de lo que lo hemos hecho en los últimos dos años. Tony Romo ha mejorado y sin embargo no lo hemos logrado.”

Una buena noticia para Vaqueros es que ya podrá contar con el linebacker Sean Lee, uno de los mejores defensivos del equipo, después de que se recuperara de una lesión en el tendón de la corva que sufrió ante Nueva Orleans y lo ha llevado a perderse los últimos dos partidos.