CIUDAD DE MÉXICO, 4 de diciembre.- Las palabras de José Saturnino Cardozo, en las que aseguró que el duelo América-Toluca de la jornada 17 lo tomó como un entrenamiento, al igual que sus jugadores, encontraron eco en Miguel Herrera, quien destacó lo mal que resultó su apuesta.

“Yo hasta en los entrenamientos quiero ganar. Si él vino a entrenar (en el mencionado juego) no ganó y a veces los interescuadras son más exigentes que los partidos mismos. Con el equipo que le pusimos enfrente no nos superó, entonces qué mal entrenamiento hizo”, comentó el timonel de las Águilas.

No obstante, Herrera reconoció la forma de trabajar del timonel escarlata y dijo que sus comentarios obedecen a una estrategia que busca desestabilizar a su cuadro, aunque sin rebasar el plano deportivo. De paso, aceptó que le ve buenas cualidades como técnico, pero que todavía tiene un largo trecho por recorrer para hacerse de un buen sitio. 

De la petición de Cardozo de un buen arbitraje en la serie ante los americanistas, después de ver el trabajo de Marco Antonio Rodríguez, que a su vez fue criticado por Ricardo Ferretti
por una actuación que consideró tendenciosa, el Piojo comentó que no es una situación que le inquiete.

Rememoró, por ejemplo, que en el partido de ida los jueces no le sacaron una tarjeta roja a Lucas Lobos por una falta sobre Miguel Layún por detrás y en la vuelta, si bien reconoció el penal de Osvaldo Martínez sobre el propio diez felino, también señaló que no les marcaron uno a favor sobre Raúl Jiménez. Espera que las palabras de Cardozo no condicionen a los árbitros.

“Si los rivales se van a quejar o no del arbitraje no importa. Les pido a los jugadores que se concentren, que debemos estar así (aún) con la falla que pueda tener el árbitro como ser humano, y porque deben decidir en fracción de segundos. Ellos deben concentrarse en el partido, porque soy yo el que debe alzar la voz”, explicó.

Por otra parte, el entrenador reprochó que se mencione que su club haya dejado de ser favorito debido a los juegos que ofrecieron Diablos, Santos y León en los cuartos de final. “Entonces los 37 puntos valieron para nada...”, consideró.

Herrera adelantó que repetirá su once inicial en el partido de ida ante el equipo escarlata. Mantendrá a Osvaldo Martínez, quien fue cambiado por Jesús Molina en el primer partido ante Tigres.

Resultados, la clave

Después de ser oficializado como técnico de la Selección Nacional, Herrera se mostró deseoso de tener una estadía larga al frente de ese grupo.

“Con resultados (logrará tener continuidad), no hay ningún proyecto que no se mantenga sin resultados, por más que te den un contrato de 50 años, no hay proyectos que duren sin resultados”, mencionó el Piojo.

Herrera aclaró que su contrato está cerca de quedar bien afinado, debido a que las diferencias económicas entre lo que pide y lo que le ofrecen no son mayúsculas, pero reiteró que eso lo cerrará una vez que termine su contrato con las Águilas.

Con sus breves palabras sobre el Tricolor, espera que se terminen los distractores en el club, los cuales los han desestabilizado, sobre todo los que se relacionan con posibles salidas. “Por los medios que ya decían que había transferibles y no. Los directivos lo hablaron con ellos”.