COSTA DO SAUIPE, Brasil, 3 de diciembre.- El estadio de la ciudad de Sao Paulo que resultó dañado la semana pasada cuando parte de su techo se derrumbó estará listo para el partido inicial del Mundial de futbol de Brasil el próximo año, dijo el martes el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

El dirigente declaró en una conferencia de prensa tras una reunión del comité organizador de la Copa que "los problemas que enfrentamos ahora respecto a los estadios son tan pequeños que podemos cerrar los ojos".

"Pero hay un hecho triste y lamentamos la pérdida de dos personas que murieron la semana pasada y nos sentimos tristes por las familias, pero el estadio estará listo para el partido de apertura", aseguró.

La selección de Brasil dará inicio a la Copa del Mundo en el estadio de Sao Paulo, ante un rival que se conocerá tras el sorteo del viernes.

Asimismo, Blatter descartó que la FIFA vaya a modificar los horarios de algunos partidos, programados para las 13:00 horas local, como solicitaron algunas federaciones, para evitar el intenso calor en algunas de las sedes.

Tres estadios no estarán listos a fines de diciembre

La FIFA dijo el martes que los estadios de Sao Paulo, Curitiba y Cuiabá no estarán listos debido a retrasos en las obras.

Los estadios en Curitiba y Cuiabá deben ser entregados a la FIFA en febrero, cuatro meses antes del Mundial.

La FIFA había advertido que no toleraría los mismos retrasos que afectaron la Copa Confederaciones en junio, cuando sólo dos de las seis sedes cumplieron con el plazo original.

ald