LONDRES, 3 de diciembre.- Aficionados al futbol utilizan a niños para introducir bengalas y otro material pirotécnico en estadios de Inglaterra, alertó hoy la Federación Inglesa de Futbol (FA), que lanzó una campaña para concienciar del peligro que supone el uso de fuegos de artificio en encuentros deportivos.

Un estudio de la FA, confeccionado sobre mil 635 aficionados de la Premier League, reveló la tendencia a usar a menores de hasta ocho años para esta práctica ilegal, después de que las cámaras de seguridad de un estadio inglés capturaran la temporada pasada a un niño entregando fuegos de artificio de su mochila a un grupo de adultos en el interior del campo.

La campaña de la FA, a la que se ha unido la liga inglesa, difundirá anuncios en los terrenos de juego y en portales de internet para recordar que el uso o la posesión de pirotecnia en los estadios es ilegal y conlleva restricciones de acceso a los campos e incluso penas de prisión.

Esta iniciativa también advierte de los peligros por el uso de bengalas y bombas de humo en los encuentros deportivos, en un momento en que se ha producido un incremento de los incidentes de este tipo.

En los tres primeros meses de la temporada se han producido 96 sucesos provocados por el uso de pirotecnia en las competiciones inglesas de futbol, y en el último año y medio nueve personas resultaron heridas o con quemaduras por este motivo en los campos ingleses.

Las cifras contrastan con los registros de 2012-2013, cuando se contabilizaron un total de 172, cien más que en la temporada anterior (2011-2012) que terminó con 72, muy por encima de los ocho que se contabilizaron entre 2010 y 2011.

El estudio reveló que un tercio de los aficionados que acuden a los estadios de futbol en el Reino Unido se vieron afectados por el uso de pirotecnia, y del total, el 87 por ciento dijo que considera esta práctica peligrosa.

ald