CIUDAD DE MÉXICO, 3 de diciembre.-  “Cuando jugaba con Kareem Abdul Jabbar, no era consciente de que nunca habría otro jugador igual. Entrenaba con él y pensaba: ‘Está bien’. Ahora, cuando lo veo, digo: ¡Wow! Lo mismo me pasó con el Magic Johnson”. Más que nostalgia por el pasado, A.C. Green hace notar el orgullo de haber compartido la duela con algunas leyendas de la NBA. 

Apodado Iron Man por ser  quien más partidos (mil 192) consecutivos ha disputado en toda la historia, Green presume tres anillos de campeón, dos con los Lakers del Showtime en los años 80 y uno más junto a Kobe Bryant y Shaquille O’Neal (1999), tras 16 temporadas en activo.

Hace pocos días, como representante de la NBA, el ex basquetbolista de la Universidad de Oregon State aterrizó en México. Además de cumplir con compromisos comerciales y tener agendado presenciar el juego de mañana entre los Spurs de San Antonio y los Timberwolves de Minnesota, se hace un espacio para hablar de basquetbol.

“Me alegro de que pueda haber un juego de temporada regular en México. Los fanáticos de este país realmente aprecian el deporte y eso emociona a cualquiera”, asegura, como si a sus 50 años nada le hiciera perder el entusiasmo de botar un balón y celebrar las canastas.

Green ha visto poco de los jugadores mexicanos que han pasado por la NBA, pero asegura que el trabajo y la exigencia física producen oportunidades a corto plazo.

“(Gustavo) Ayón, por ejemplo, es joven y como delantero de poder tiene que seguir trabajando para sobresalir, escuchar a sus entrenadores y mantener esa hambre de querer ser mejor cada día. Si lo hace de esa manera, no dudo que algún día pueda estar presente en un Juego de Estrellas representando a su país y eso sería grandioso”, agrega.

En el caso de los niños triquis, un equipo que ha sobresalido pese a las circunstancias adversas de su entorno socioeconómico, el ex delantero de los Lakers  de Los Ángeles sugiere que la preparación no se quede sólo en aspectos técnicos.

“Lo más importante es el tema de la educación, tienen que continuar con sus estudios y construir valores fundamentales antes de jugar basquetbol. En este deporte no puede ser solamente bueno en lo técnico, porque todo lo demás es igual de importante”, comenta, instantes antes de cerrar la conversación hablando de Kobe Bryant, uno de los jugadores “más competitivos” que dice haber conocido en su carrera.

“Es el mejor jugador de la actualidad y fue grandioso que firmara un nuevo contrato con los Lakers”, concluye.