CIUDAD DE MÉXICO, 27 de octubre.- La fiebre que existe en estos momentos en México por la gimnasia gracias a los triunfos del bajacaliforniano Daniel Corral provocó una gran asistencia ayer a la Gala de Estrellas de la Gimnasia ante más de dos mil aficionados que aplaudieron a cada una de las grandes figuras que se dieron cita en la Universidad Anáhuac del norte.

Los gritos y porras que se llevó el medallista mundial de plata fueron de estruendo, aunque al final las que se llevaron la noche fue el conjunto de gimnasia rítmica de España, no sólo por sus ejecuciones, sino por la belleza física y estética en cada una de sus tres presentaciones ayer por la noche en Huixquilucan, Estado de México.

Además, el público mexicano, entre el que estaba una enorme cantidad de pequeñas niñas con su uniforme, pudieron disfrutar de las actuaciones de la campeona olímpica en Beijing 2008 , Sandra Izbasa, de Rumania, así como la campeona mundial en 2011, la rusa Ksenia Afanasyeva.

Daniel salió en la primera parte de la exhibición para realizar una ejecución en las barras paralelas bajo los acordes de It’s my life, de Bon Jovi, junto con algunos pasos de baile que encendieron aún más a los presentes.

En su otra intervención permitió que todos gozaran de su rutina en el aparato en el que ganó su presea en el pasado Mundial de la especialidad en Amberes, Bélgica, el caballo con arzones.

“Es un honor estar aquí, estoy muy agradecido y muy contento que me hayan puesto al lado de grandes personalidades de la gimansia”, comentó Corral al término del evento, y de la misma forma agradeció los altos decibeles en señal de apoyo por parte de los asistentes.

“El público aquí siempre me ha recibido excelente y haber venido es una manera de agradecer el apoyo que me han dado”, añadió Daniel.

Sin embargo, las españolas, quienes tuvieron tres apariciones a lo largo de la noche, fueron quienes se llevaron las palmas debido a la alegría, la sincronía y la ejecución en cada una de sus salidas.

Con pelotas, lazos, mazas y hasta abanicos, las ibéricas provocaron constantes aplausos de los asistentes.

De la misma forma lo hizo la tapatía Cynthia Valdez, quien en una misma rutina combinó sus habilidades con la pelota, el aro y el listón.

Los asistentes también aplaudieron fuerte las actuaciones de la pareja estadunidense de gimnasia acrobática, Eirian Smith y Brian Kincher, gracias a la fuerza mostrada por él y la increíble elasticidad de ella, en un evento de verdadera gala en la Anáhuac.