NUEVA YORK, 22 de mayo.- Los Yanquis de Nueva York y el Manchester City inglés anunciaron un acuerdo para la creación de un nuevo equipo de futbol en esta ciudad, que empezará a jugar en 2015 en la liga profesional del futbol de Estados Unidos (MLS).

Bajo el nombre de New York City FC, el nuevo club tendrá entre sus máximos rivales al otro cuadro del área metropolitana de la ciudad, los Red Bulls, fundado en 1995. Con esta alianza, el City se convertirá en accionista mayoritario del club, mientras que los Yanquis, como inversor, tendrán un papel activo en la nueva empresa, según anunció el conjunto neoyorquino en un comunicado.

Respecto al estadio que servirá de sede para el New York City, los fundadores de la nueva franquicia aseguraron que “siguen revisando” los lugares para su instalación.

Hace meses se iniciaron conversaciones para construirlo en el parque de Flushing Meadows Corona, en el barrio de Queens, pero el proyecto provocó polémica y el rechazo de algunos residentes de la zona al considerar que su construcción provocaría daños “irrevocables” en el parque y en la vida de la comunidad.

Los Mulos de Manhattan y representantes de los Citizens se comprometieron a buscar una casa permanente y a “estudiar bien las posibilidades para la edificación” , una decisión que fue bien recibida por la Coalición de Justicia de Queens, que manifestó en un documento su “aceptación”.

El director general del Manchester City, Ferran Soriano, destacó que “Nueva York es una legendaria ciudad deportiva, así como una ciudad global floreciente, con un rápido crecimiento de los seguidores de futbol” y añadió que los Yanquis son el “mejor socio” para el desarrollo de una organización deportiva mundial y de un equipo “ganador”.

Como parte de este convenio y con la idea de reforzar la relación, el próximo sábado el estadio de los Yanquis tendrá un partido amistoso entre el Manchester City y el Chelsea, con el que los neoyorquinos podrán disfrutar del futbol de dos de los clubes ingleses más destacados a nivel mundial.