Policía de Transporte arrancó labores este martes en el DF

El titular de la SSPDF apuntó que la nueva agrupación 46 puntos de la capital de manera itinerante con 358 elementos

COMPARTIR 
06/02/2013 09:16 Filiberto Cruz Monroy

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de febrero.- Para María Esther,  ama de casa de 66 años de edad, más vale perder unos minutos que perder la vida. Sabe que no todos piensan igual, pero advierte la importancia de disuadir a delincuentes que suben al transporte público y arrebatan sus pertenencias a los usuarios.

“Me parecen bien los operativos. Mucha gente se molesta porque pierde tiempo, pero vale la pena perder unos minutos por seguridad”, expresó la mujer al ser entrevistada en un camión que arribaba al paradero del Metro Tacubaya.

El trayecto de Luis, de la escuela a su casa, es largo. Llega a Tacubaya y aborda el Metrobús hasta llegar a la UPIICSA del Instituto Politécnico Nacional (IPN) donde estudia ingeniería industrial. Al joven de 19 años no le molesta que lo revisen y abran su mochila. Es por su seguridad.

“A mí no me molesta que me bajen del camión porque es por mi seguridad”, expresó.

Pero como en todo, hay gente que no está de acuerdo. Javier de 60 años baja del camión molesto. Por un lado reconoce que el operativo puede ser efectivo. pero asegura que no servirá para detener hampones.

“El operativo está bueno, pero nos hacen bajar, y sí molesta. No creo que funcione porque la delincuencia no está esperando a que pasen estos operativos, ellos saben dónde están, es bueno por si alguien llega a traer un arma, pero no creo que funcione para los robos”, lamentó

Alas 05:30 horas entró en operaciones la Policía del Transporte de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal. Durante febrero realizará operativos en 46 puntos conflictivos, explicó el jefe policiaco, Jesús Rodríguez Almeida.

“A partir de las 5:30 de la mañana iniciamos acciones para proteger a personas que viajan en el transporte público, vamos a estar en 46 puntos este mes buscando evitar que haya robos u otro tipo de conductas que atenten contra la población.”

Aunque las operaciones comenzaron en la madrugada, no fue sino hasta las 11:00 horas que el titular de la SSP-DF dio el banderazo de salida. Con el sol en lo alto, Rodríguez Almeida subió al primer camión detenido sobre avenida Patriotismo casi al cruce con Benjamín Franklin.

“¡Están listos para cumplir con la ciudadanía, para combatir el robo en transporte público!”, les gritó a manera de protesta el jefe policiaco a los casi 30 agentes destacados en el lugar.

Los agentes fueron capacitados en materia de derechos humanos, manejo de crisis y negociación y uso legítimo de la fuerza.

“Son 358 y están trabajando ya, como lo pueden ver en diferentes zonas, y sus chalecos dicen en la parte posterior Policía del Transporte para ser identificados, van a estar noche y día”, detalló el secretario de Seguridad Pública local. El operativo en el paradero de Tacubaya formaba una pinza. Una veintena de agentes se ubicaron en el lugar por donde ingresan los camiones. Treinta policías más se colocaron en la salida y donde los pasajeros abordan el Metrobús y taxis.

El saldo del primer día.

“Este día hemos colocado el dispositivo en paraderos del Metro El Rosario, Pantitlán y Tacubaya y calculo que hemos revisado 300 camiones y cien taxis, pero no hemos detenido a nadie y todos están cooperando”, explicó Manuel Jiménez Argüello, mando policiaco.

Dos agentes abordan el vehículo. Cercan ambas puertas para evitar que alguien escape. Le piden al chofer que se orille y le explican a usuarios el motivo de su presencia. Piden a los varones que se bajen del camión y son revisados Luego, todos abordan el camión y continúan su trayecto.

Alejandro, trabajador del gobierno, está contento con el dispositivo, y  pide que sea continuo. Él ya fue asaltado a bordo de un camión en Constituyentes.

“Están muy bien por la seguridad, pero deberían ser más seguido. A mí ya me asaltaron en el camión en Tacubaya pasando Periférico”, detalló. El operativo dirigido a taxistas tiene otras características, aunque el fin es inhibir la delincuencia y lograr la captura de delincuentes en flagrancia. Los agentes piden al chofer que se detenga y éste debe enseñar sus papeles en regla y abrir su cajuela. Los policías platican con el usuario, en caso de haberlo, y le preguntan si todo está bien. Mientras esperaba a que el taxi en el que viajaba fuera revisado, Ismael, obrero de 55 años, dijo: “Me parecen bien, a mí no me han asaltado, pero más vale prevenir”, puntualizó.

 

asj

 

Comentarios

Lo que pasa en la red