Los Zetas incursionan en peleas ilegales y carreras clandestinas

Investigación de la PGR arroja que los cárteles se financian de combates de gallos, perros y personas; también carreras de caballos y autos

COMPARTIR 
25/01/2013 09:45 Aurora Vega

 

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de enero.- La Procuraduría General de la República (PGR) inició 227 averiguaciones previas en contra de integrantes de la organización delictiva de Los Zetas y del cártel de Tijuana por actividades ilícitas para generarse ganancias como peleas clandestinas de perros, entre personas, de gallos, carreras de autos y carreras de caballos.

En una respuesta de información pública, la dependencia federal indica que las averiguaciones previas iniciadas corresponden al periodo de 2006 a agosto de 2012.

Funcionarios de la dependencia confirmaron que las organizaciones criminales tienen sus propios criaderos de animales para realizar sus actividades ilícitas como son perros de pelea, gallos y crianza de caballos para carreras, tal es el caso de las investigaciones reveladas por el Departamento del Tesoro en Estados Unidos, que detectó que José Treviño, hermano del principal líder de Los Zetas  Miguel Ángel Treviño El Z-40, se dedicaba a la crianza de equinos para lavar dinero de la organización criminal.

Los funcionarios consultados de la PGR indicaron que las actividades ilícitas de peleas con animales y apuestas clandestinas para carreras de caballos se han detectado en el Distrito Federal, Veracruz, Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, Estado de México y Tabasco.

En esa misma ruta también se realizan las apuestas para las peleas entre personas, ya sea de box;  sin el auspicio de ninguna autoridad en esa materia o combates conocidos como full contact, donde no existen reglas y se puede perder la vida.

Las actividades clandestinas de las organizaciones criminales son conocidas por la PGR, luego de que líderes de células criminales han sido detenidos y estos han revelado en sus declaraciones ministeriales, las modalidades de obtención de recursos y la forma de lavar las ganancias ilícitas.

Tal es el caso de Teodoro García Simental, y quien representaba en Baja California al cártel de Sinaloa que lidera El Chapo Guzmán. Tras la detención de este sujeto considerado de alta peligrosidad que fue capturado en enero del 2010, se conoció que antes de pertenecer a la organización de Joaquín Guzmán Loera, trabajaba para el cártel de los Arellano Félix o cártel de Tijuana, y donde se encargaba junto con otro delincuente de nombre Raydel López Uriarte El Muletas de financiar la organización criminal a través de carreras de caballos, de autos y de peleas de perros entre otras.

Respecto de la utilización de caballos de carreras para apuestas clandestinas, la PGR reconoció en junio de 2012 que se llevaron a cabo cateos, decomisos y órdenes de aprehensión en México tras la investigación de autoridades estadunidenses que mostró toda una red de corrupción que abarcaba desde el territorio mexicano hasta ese país.

La empresa Tremor Enterprises, propiedad de José Treviño Morales, en los estados de Oklahoma y Nuevo México en Estados Unidos que criaba caballos de los conocidos como cuarto de milla, no sólo puso en evidencia que la compañía servía como pantalla para ocultar el tráfico de drogas entre ambos países, sino toda una serie de actividades donde se lavaban millones de dólares. 

Derivado de esa investigación la PGR extendió sus indagaciones el año pasado a varias empresas con negocios de carreras de caballos como son los hipódromos del Distrito Federal, Jalisco y Nuevo León.

Comentarios

Lo que pasa en la red