CIUDAD DE MÉXICO, 19 de enero.-  Gustavo Ayón, el único jugador mexicano que milita actualmente en la NBA, vislumbra que pronto volverá a la duela con el Magic de Orlando después de que desde finales de diciembre una lesión en la pierna lo ha mantenido al margen del equipo, al que llegó el verano pasado procedente de los Hornets de Nueva Orleans.

Ayón dio una entrevista al programa Palabra del Deporte, de Grupo Imagen, en la que aseguró que su segundo año en la NBA ha tenido un curso irregular debido a las dolencias que le han aquejado desde el arranque de campaña, pero de las que espera recuperarse pronto para mostrar su potencial.

“Estoy feliz con lo que he realizado, pero deseo más. Esta temporada ha sido muy irregular para mí, en la pretemporada me fue muy bien, luego en el inicio de la campaña me lastimé y regresé tres o cuatro semanas, y me volví a lastimar”, explicó Ayón durante la charla. “Son cosas que no me han dejado tomar el ritmo que yo quisiera. Pero, todavía la temporada es larga y es cuestión de empezar a jugar lo mejor posible ahora que regrese.”

Ayón se unió al Magic después de que el equipo perdió a su jugador estrella Dwight Howard en el periodo de la agencia libre. En su primera temporada  en la NBA con los Hornets, el nayarita promedió 5.9 puntos y 4.9 rebotes en 20 minutos por juego. Sus promedios han bajado en Orlando debido a las afecciones físicas que lo han mermado.

El delantero mexicano recordó que a finales de diciembre tuvo un golpe que minimizó y al querer estar disponible para jugar, provocó que su dolencia se recrudeciera, lo que provocó que ahora esté en rehabilitación, esperando a no sentir dolor para estar disponible a las órdenes del entrenador Jack Vaughn.

“Me han hecho estudios, y, ahora, estoy a la espera de no sentir ninguna molestia. Me lastimé en el juego en Washington el 28 de diciembre y me forcé a jugar el siguiente partido y lo resentí.”

Ayón se ha perdido seis partidos en fila y siete de los últimos ocho que ha disputado el Magic, cuadro que ligó diez derrotas del 21 de diciembre al 7 de enero, una seguidilla, que a decir del mexicano, fue desafortunada para el equipo.

“Ha sido una racha difícil. De los últimos 12 partidos, el equipo sólo en dos no ha tenido oportunidad de ganar, pero sólo dos, ante Washington el 14 de enero y contra Toronto, 29 de diciembre, que los perdimos por 15, 20 puntos. En los otros partidos siempre hemos estado peleando y al final cometemos errores que nos cuestan la victoria.”

Con la mitad del calendario de juegos por delante, Ayón espera superar su irregular paso con el Magic y tener destacadas actuaciones como las que registró la temporada pasada con los Hornets, y que fueron en buena medida, uno de los motivos para que Vaughn pidiera que se integrara con el conjunto para esta temporada.

“El entrenador Jack Vaughn siempre fue claro conmigo, para lo que me quería y que se hiciera el cambio para que llegara. Yo deseo regresar pronto.”