Zona de fuereños: miles migran hacia el Edomex

Los bajos costos de las casas y la cercanía con el DF han hecho del estado un lugar atractivo para vivir; la población se ha duplicado

COMPARTIR 
01/07/2011 03:10 María de los Ángeles Velasco/ Corresponsal
Agencia Foto

TOLUCA, 1 de julio.— El Estado de México ha presentado, las últimas cuatro décadas, un crecimiento poblacional elevado; el número de habitantes pasó de 3.8 millones en 1970, a 15.1 millones de personas en 2010, lo que sitúa a la entidad como la más poblada de la República Mexicana, de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010 realizado por el INEGI.

Sin embargo, el incremento en el número de pobladores no está relacionado con el desarrollo económico de la entidad, por lo que varios municipios, principalmente metropolitanos, se han convertido en localidades “dormitorio”, pues sus habitantes deben salir a trabajar a otras localidades del estado o del Distrito Federal.

El aumento de habitantes se debe al constante flujo migratorio; en el año 2005 llegaron a vivir al Estado de México 416 mil 778 personas, 67 por ciento proveniente del Distrito Federal; cinco por ciento, de Veracruz; cuatro por ciento, de Puebla; tres por ciento, de Oaxaca, y tres por ciento, de Hidalgo. Esto la posicionó entre las entidades federales con mayor grado de migración interna del país.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en promedio cada diez años han llegado a vivir o nacieron en la entidad más de dos millones de habitantes.

Mientras que, en 2005, salieron del Estado de México 300 mil 642 personas para vivir en el Distrito Federal, Hidalgo, Puebla, Veracruz y Querétaro.

Actualmente, la entidad cuenta con 15 millones 175 mil 862 habitantes; sin embargo, poco más de 50 por ciento no son oriundos de la entidad mexiquense. Este crecimiento se ha dado principalmente en las zonas metropolitanas de la entidad: en el Valle Cuautitlán-Texcoco y en el valle de Toluca.

Según Marco Antonio Lugo, sociólogo de la Universidad Autónoma del Estado de México, el incremento inicial en los años 50 en el estado se dio por migrantes provenientes del interior de la República quienes, al no encontrar fuentes de trabajo y no obtener suficientes recursos de las labores del campo, buscaron mejores condiciones de vida. Así, inmigraron familias provenientes, principalmente, de Oaxaca, Puebla, Veracruz y Michoacán.

Sin embargo, la necesidad de una vivienda barata los llevó a vivir en asentamientos irregulares, principalmente en los municipios colindantes con la capital del país, como Chimalhuacán, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Valle de Chalco, Ixtapaluca, Tlalnepantla y Los Reyes.

El elevado crecimiento poblacional que presentaron los municipios conurbados a la Ciudad de México, desde los años 50, se encuentra asociado con el asentamiento de plantas industriales en la franja del Estado de México que rodea al Distrito Federal por el norte.

Actualmente, explicó el académico, el fenómeno ha cambiado, pues el crecimiento en las últimas tres décadas se ha dado por el desarrollos habitacionales en la entidad, principalmente en las zonas metropolitanas del Estado de México, por personas provenientes del Distrito Federal.

Datos del Censo de Población y Vivienda 2010 del INEGI señalan que en los 44 municipios que conforman la zona metropolitana del Valle Cuautitlán-Texcoco, hay poco más 11 millones 168 mil 301 habitantes, de los cuales 46.7 por ciento es de personas que provienen de otras entidades.

Además, 67 por ciento de los nuevos mexiquenses proviene del Distrito Federal, quienes han adquirido viviendas a precios económicos que se han desarrollado en municipios como Ixtapaluca, Tecámac, Coacalco y Ecatepec.

Mientras que, en el Valle de Toluca, conformado por 22 municipios, se encuentran asentados dos millones 172 mil 35 personas, de las cuales 11.5 por ciento no nacieron en la entidad.

El sociólogo Antonio Lugo comentó que este movimiento poblacional ha provocado que se haya perdido la identidad y el arraigo, por la pluralidad de las regiones y etnias que se han asentado, lo que sólo en algunas localidades se trata de rescatar.

Para ello, en municipios como Valle de Chalco y Nezahualcóyotl se han conformado organizaciones de grupos indígenas o de etnias que tratan de mantener sus tradiciones.

Incluso, en algunos puntos de la entidad se ha buscando mantener escuelas bilingües, donde enseñen a los menores a mantener sus lenguas maternas.
Empero, hay municipios, pese a su gran concentración población de indígenas, no hay áreas específicas para este sector, por lo que ellos mismos han tratado de protegerse y asociarse para promover sus fiestas patronales, gastronomía y costumbres.

En todo el Estado de México sólo se cuenta con 546 escuelas de educación indígena ubicadas en 25 municipios del valle de Toluca y cuatro del valle de México, en donde se trata de preservar las lenguas mazahua, otomí, náhuatl, tlahuica y matlazinca, que existen en la entidad.

Alejo Juárez Cabrera, presidente del Comité Municipal de Asuntos Indígenas, recordó que en Valle de Chalco 80 por ciento de la población del municipio proviene de Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Puebla e Hidalgo, por lo que se hablan varios dialectos.

Lamentó que las personas provenientes de otras entidades y de comunidades indígenas son marginadas, pues algunos sólo hablan sólo lengua originaria, muchos más no pueden entrar a programas sociales, educación, empleo o atención médica, porque no cuentan con actas de nacimiento.

En el caso de Valle de Chalco, cuatro de cada diez personas no tienen acta de nacimiento, la misma cantidad está registrada pero no cuenta con el documento o éste presenta errores, por lo que también carecen de credencial de elector.

Esto ha hecho que la lucha de estos grupos sea más difícil para salir adelante, por lo que la mayoría ha tenido que dedicarse al comercio ambulante.

Éste es el caso de Alejo Juárez, quien salió del pueblo zapoteco del distrito judicial de Choapas, en Oaxaca, en 1985, y que pretendía llegar al Distrito Federal en busca de una mejor calidad de vida para su familia, pues en su pueblo natal no había médicos y su primer hijo estaba por nacer.

Su necesidad de vivienda lo llevó a comprar un terreno en Valle de Chalco, en ese entonces en cinco millones de viejos pesos, en un asentamiento irregular que, posteriormente, le quisieron quitar, por lo que tuvo que aprender a defenderse y se volvió líder.

En otros municipios como Nezahualcóyotl, migrantes han llegado a ser presidentes municipales, tal es el caso de Valentín González Bautista, Víctor Bautista y Héctor Bautista, este último incluso es senador por el Estado de México.

Sin embargo, el gran porcentaje de la población migrante del estado proveniente del Distrito Federal considera que no tiene arraigo hacia la entidad mexiquense, por lo que sigue manteniendo sus fuentes de empleo fuera del estado, sus hijos son llevados a escuelas de la capital del país e, incluso, sus compras de ropa y enseres domésticos las hacen fuera del Estado de México.

2 hrs. en promedio tarda un mexiquense en llegar al DF.

116 mil 240 personas hablan mazahua, ésta es la lengua indígena más común en el estado.

14 por ciento de quienes hablan una lengua indígena no domina el idioma español.

23 por ciento de los hogares en la entidad tienen jefatura femenina.

4.8 por ciento de los mexiquenses no tienen ningún grado de escolaridad.

Área. 21 mil kM2 corresponden a la superficie del Estado de México.

Delitos. 269 mil indagatorias del fuero común se abrieron en 2009, según el INEGI.

Uniones. 68 mil bodas de realizaron en la entidad en 2009.

Educación. 9.1años es el grado de escolaridad en la entidad.

Se van a Estados Unidos

En el año 2000, 127 mil 425 habitantes del Estado de México se fueron de esta entidad para vivir en Estados Unidos; esto significa diez de cada mil personas. Mientras que el promedio nacional es de 16 de cada mil mexicanos.

20 por ciento de los habitantes en el Edomex hablan alguna lengua indígena.

51 por ciento de la población mexiquense son mujeres, según el INEGI.

85 por ciento de los habitantes son católicos; la media nacional es de 83%.

15.1 millones de personas viven en el Estado de México, de acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2010. 

Chilangos se van a la periferia

 En 2005, al Estado de México 416 mil 778 personas se mudaron de otras ciudades del país, 67% de los nuevos mexiquenses era oriundo del Distrito Federal. El crecimiento poblacional comenzó a ser notorio desde la década de los 70 ya que, en 1960 vivían en la entidad 1.9 millones y para 1970 ésta se duplicó a 3.8 millones.

 “En el Estado de México hay 376 mil 830 personas mayores de cinco años que hablan alguna lengua indígena, lo que representa dos por ciento de la población de toda la entidad.” 

“Tres millones 383 mil 410 (personas) disponen de agua entubada dentro o fuera de la vivienda, pero en el mismo terreno, lo que representa 91.7%.” Censo de población y vivienda 2010, realizado por el instituto nacional de estadística y geografía (INEGI)

Visita el especial: Edomex, Laboratorio 2012

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red